La homosexualidad y la adolescencia, lo que necesitas saber..

01.10.2010 11:47

 

gay, lesbianas, homo, heterosexual, bisexual, transformista, niños, salud, emocional, terapista, psicologo, familia, padres, comprension, ayuda

La homosexualidad y la  adolescencia

Para  todo adolescente el desarrollo es una tarea llena de retos y demandas, y uno de  los aspectos más importantes consiste en definir su identidad sexual. Aprenda a  ayudarlos y a vencer los temores que todos los padres tenemos.

Todos los  niños exploran y experimentan sexualmente como parte de su desarrollo normal.  Este comportamiento sexual puede llevarse a cabo con miembros del mismo sexo o  del sexo opuesto.
 
A muchos adolescentes el pensar en o experimentar con personas del mismo sexo  puede causarles preocupación y ansiedad con respecto a su orientación sexual. 

La homosexualidad es la atracción sexual  persistente y emocional hacia alguien del mismo sexo. Es una parte de la amplia  gama de la expresión sexual. Durante la niñez y la adolescencia, por primera  vez muchos individuos homosexuales se percatan de su homosexualidad y pasan por  la experiencia de tener pensamientos y sentimientos homosexuales.

La  homosexualidad ha existido a través de la historia y en diferentes culturas.  Cambios recientes en la actitud de la sociedad hacia la homosexualidad han  ayudado a algunos adolescentes homosexuales a sentirse más cómodos con su  orientación sexual.
 
Los padres necesitan entender claramente que la orientación sexual no es un  desorden mental.  La orientación sexual no es un asunto de decisión  propia.
 

 

          

En otras palabras, los individuos no escogen ser  homosexuales o ser heterosexuales.

No importa cuál sea su orientación sexual, todos los adolescentes tienen la  alternativa de escoger la expresión de su comportamiento sexual y su estilo de  vida.
A pesar de que el conocimiento y la información  acerca de la homosexualidad ha aumentado, los adolescentes todavía tienen  muchas preocupaciones. Estas incluyen:

  • sentirse diferentes a sus pares (amigos o compañeros);    
  • sentirse culpables acerca de su orientación sexual;    
  • preocuparse acerca de cómo puedan responder su familia y seres queridos;    
  • ser objeto de burla y de ridículo por parte de sus pares;    
  • preocuparse acerca del SIDA, la infección por VIH y otras enfermedades de transmisión sexual;    
  • temer a  que los discrimen si tratan de pertenecer a clubes, participar en deportes, ser admitidos en universidades y conseguir empleos;    
  • ser rechazados y acosados por otros.  

Los adolescentes homosexuales pueden aislarse socialmente, separarse de  las amistades y los amigos, tener problemas concentrándose y desarrollar una  pobre autoestima. También pueden desarrollar una depresión.
   
Los padres y otras personas necesitan estar alerta a estas señales de angustia,  ya que estudios recientes demuestran que los jóvenes homosexuales tienen una  elevada incidencia de muertes por suicidio.

Es importante para los padres entender la orientación homosexual de sus  adolescentes y proveerles apoyo emocional. Los padres frecuentemente tienen  dificultad aceptando la homosexualidad de sus adolescentes por algunas de las  mismas razones por las que el joven desea mantenerlo en secreto.
   
 


 


A los adolescentes homosexuales se les debería permitir decidir cuándo y a  quién revelarle su homosexualidad. Los padres y otros miembros de la familia  podrían obtener entendimiento y apoyo de organizaciones como Padres, Familias y  Amistades de Homosexuales.
 
Los adolescentes que no se sienten cómodos con su orientación sexual o que no  saben cómo expresarla, pueden beneficiarse de recibir consejería. Pueden  beneficiarse del apoyo y de la oportunidad de clarificar sus emociones. La  terapia también puede ayudar al adolescente a adaptarse a los problemas y  conflictos que surjan en el ámbito personal, escolar y familiar.
 
  La terapia dirigida específicamente a cambiar la orientación homosexual no se  recomienda y puede ser dañina en un adolescente reacio. Puede crear mayor  confusión y ansiedad al reforzar los pensamientos negativos y las emociones con  las que el adolescente ya está luchando.

La  homosexualidad                             
Es la  orientación sexual de las personas que se sienten atraídas afectiva y  sexualmente por las personas de su mismo género. A los hombres que se sienten  atraídos por otros hombres se les conoce como gays y a las mujeres a las que  les atraen otras mujeres se las denomina lesbianas. Las personas que sienten  atracción por ambos sexos son bisexuales. Estas categorías, como cualquier  clasificación de los seres humanos, no son absolutas.La orientación gay y lésbica no debe confundirse con la  transexualidad, el transformismo o el travestismo.

       

Transexual es la persona que  tiene el cuerpo de un género diferente a su género psicológico. Transformista  es la persona que realiza espectáculos en los que se viste con las ropas del  otro género. Travestida es la persona que disfruta vistiéndose con ropas del  género contrario. Tanto los transexuales como los transformistas o los  travestidos pueden ser hombres o mujeres, heterosexuales, homosexuales o  bisexuales. Hay que distinguir siempre entre género, orientación sexual y  práctica sexual.

       
           
 
Por qué existen diferentes orientaciones  sexuales 

Existen  diferentes teorías de orden muy diverso: psicológicas, endocrinológicas,  neuroanatómicas, genéticas… Ninguna ha sido científicamente demostrada de forma  concluyente. Lo cierto es que la orientación sexual no es elegida por el  individuo, no es modificable ni, por supuesto, se contagia. Es una orientación  de la persona, una forma de ser total. Lo natural para los gays es ser gays,  igual que para los heterosexuales lo es la orientación heterosexual. Pedir a  las personas que se comporten de forma contraria a su naturaleza, es decir, a  su orientación sexual, pone en serio peligro la salud y el equilibrio  psicológico de esas personas.


Cómo se llega a ser gay
 

La  orientación sexual es involuntaria. Aunque hay gente que descubre su  orientación gay en diferentes etapas de su vida, la mayoría comienza a hacerlo  en la pre-adolescencia y lo desarrolla en la adolescencia.
 

No se trata de un  descubrimiento de un día para otro, sino de un proceso de conocimiento que  suele desarrollarse en las siguientes etapas: Sentimiento de diferencia,  sorpresa ante esta diferencia, toma de contacto social, aceptación de la propia  orientación. Por supuesto, estas etapas son una abstracción que no siempre se  corresponde con los casos particulares.

No todas las  personas que sienten atracción por individuos de su mismo sexo terminan por  desarrollar una identidad gay. Ni todas las que tienen prácticas homosexuales  necesariamente son gays. Hay quien se reconoce como gay antes de mantener  ninguna relación sexual.


 

La homofobia

Homofobia es  el nombre que se da a las conductas de condena y rechazo de la homosexualidad o  de los gays y las lesbianas. Algunos psicólogos la han definido como el miedo  irracional y persistente a los homosexuales. La homofobia puede tener muchas  caras: violencia directa, institucional, social, etc. En los centros educativos  son comunes los chistes sobre la orientación sexual, los términos “marica”,  “maricón” o “bollera” utilizados como insultos.

Este uso del  lenguaje violenta a los jóvenes gays que lo escuchan. Les advierte del peligro  de expresar libremente su orientación, les destroza su autoestima y les hace  vivir en el miedo a ser rechazados. 

Principales  problemas con los que se enfrenta un gay adolescente 

Los gays  adolescentes viven inmersos en un mundo que les niega su realidad. Lo que ellos  sienten en su interior carece de reflejo o referente en la información que  reciben del exterior. No sólo nadie les ofrece modelos positivos, sino que  temen buscarlos por miedo a caer bajo el estigma de “el marica”  del  instituto.
 

Temen el rechazo de la familia y los amigos que podrían desposeerlos  del apoyo afectivo (y económico) que todas las personas necesitamos. También  temen el rechazo en el centro educativo, donde nada les hace suponer que allí  van a encontrar un refugio en el que poder hablar con alguien que les entienda  y les acepte.

Una particularidad específica de los gays que los  diferencia de otras minorías marginadas es que éstas reciben información desde  la primera infancia sobre la identidad de su subcultura y de su grupo a través  de la familia y entorno inmediato. En el caso de los gays no sucede esto. El  silencio sobre su realidad es tan opresivo tanto dentro como fuera de su  familia. 

¿Tienen los gays mas posibilidades de contraer el SIDA u otras  enfermedades?

No, las  medidas de prevención en las prácticas sexuales de riesgo son iguales para todo  el mundo. Pero en el tratamiento del sexo seguro es uno de los momentos en los  que más claramente se puede hacer hincapié en la existencia de diversas  realidades sexuales.
 

La educación sexual debe hacerse de la manera más precisa  y menos ambigua posible. Además, la baja autoestima que pueden sufrir los  jóvenes gays sí que puede llevarlos a iniciar sus relaciones sexuales sin  importarles las medidas profilácticas necesarias.



 


¿Qué se le puede decir a un adolescente que siente  dudas sobre su orientación sexual?  

Para  empezar, los padres deben hacer un esfuerzo para conocer y comprender la  problemática particular que el joven está viviendo. Nunca se debe decirle que  los sentimientos que experimenta son algo pasajero. En algunos casos lo son,  pero en otros, no. Siempre deben tener claro que su orientación, sea la que  sea, es válida, natural, respetable y protegida por la ley. 

Además,  con cualquier orientación sexual va a poder desarrollar su identidad y alcanzar  la felicidad. Los adolescentes tienen el derecho a descubrir en libertad y sin  miedos su propia orientación sexual. Lo que, efectivamente, es pasajero es el  sentimiento de duda, miedo, angustia y soledad que seguramente están sufriendo.  En las manos de sus padres está conseguir que dichos sentimientos negativos  desaparezcan más rápidamente.

Aquellos padres  que se sientan muy alejados o desconocedores de esta realidad deben saber que  cuentan con numerosas librerías, bancos de datos y asociaciones en las que  poder informarse. 

AMEN MUCHO A SUS HIJOS E HIJAS NO IMPORTA SU PREFERENCIA SEXUAL...SON SUS HIJOS NECESITAN EL AMOR Y COMPRENCION DE SUS PADRES
 



 

—————

Volver